lunes, octubre 31, 2005

Lex Naturalis

En esta ciudad, que es sorprendente (porque en realidad te sorprende), todos los días hay un sorteo y te regalan cinco números por el simple hecho de estar aquí. No sé cuántos números sacan para la rifa cada día pero el premio es matarte, celebrarte cada primero de noviembre y un pequeño espacio en algún diario anunciando la gran noticia. Todos participan y hace algo emocionante salir a las calles con tanta adrenalina que te corre al ver a los extraños.
En verdad un sueño recurrente en mí es que salgo premiado. Paranoia, instinto de supervivencia o lo que sea. Pero tenemos la jungla un poco al norte que nos enseña que en la selva también están vigentes las mismas leyes. Al fin y al cabo, pretendemos dar la impresión turistica de ser un país ecologista.

1 comentario:

Xand dijo...

Creo que eso sucede en cualquier lugar, aunque en unos el miedo es más generalizado.