domingo, febrero 28, 2010

A la más grande de las constelaciones


Yo estaba en la mierda y vos me levantaste, yo eso no lo olvido. Vos sabés que me persigue mi pasado; a veces me alcanza y actúo en consecuencia, asi como ayer. Quisiera borrar muchas cosas, no sé, modificarlas aunque sea, pero no puedo hacerlo.
Sólo quiero recordarte la escultura de Cánova que vimos en el Louvre. La vimos en distintos momentos, lo sé, pero en la blancura de ése mármol está escrita nuestra historia. No levantes el vuelo para alejarte de mí, libélula de los arroyos. Yo siempre voy a encender pequeñas luces para tí en la noche azul y jugaré a escribirte poemas con el dedo alrededor de tu ombligo. Lo que hemos construido no merece éste final, nuestra historia no merece tener ningún final que no sea glorioso.
Hoy solo quiero que vengas a mi lecho y que durmamos juntos.

4 comentarios:

Issa dijo...

uyyyy directo al centro! que hermosa forma de describir algo que no quieres que muera... Abrazo!

··Nova~ dijo...

!Qué romántico!

laotrasoyyo dijo...

"Vos sabés que me persigue mi pasado; a veces me alcanza y actúo en consecuencia, asi como ayer. Quisiera borrar muchas cosas, no sé, modificarlas aunque sea, pero no puedo hacerlo." acá sentí que pusiste en palabras lo que frecuentemente siento, es mas te aviso que la robare y haré mal uso de ella jajaja

Gora dijo...

Está bien, puedes hacer todo el mal uso que quieras. Siento que debería saber quien sos ¿cierto?