martes, febrero 12, 2008

La fiesta en el Centro Histórico


El Centro, buses urbanos como brochas pintándole cada día una capa más de gris, el Centro, oscuro de noche y turbio de día, histórico, tan lleno de historias, actúa como un magneto que atrae poderosamente cuando se ansía salir de la cotidianeidad.

Ésto, aunado a mi interés siempre presente de acudir a cuantos conciertos de
Dubvolution hayan, me llevaron el viernes 8 al bar "El Círculo" en la zona 1. De Dubvolution, de momento, sólo diré que quiero creer que es a propósito que últimamente hacen sus conciertos en lugares poco mas o menos "underground". Como el que hicieron el fin de año pasado en una terraza de un inmueble tenebroso y oscuro de la zona 4 y para el cual casualmente mis amigos me dejaron plantado y me lo heché bailando sólo bajo la llovizna y el frío de ése día. Actitud en ellos que valoro para auyentar a gente posera que busca sólo lugares con parqueo y un guardia a la entrada cuidándola.

El último empujón me lo dió la nota de elPeriódico, en la que informaban que dos de los otros músicos que tocaban ése día estaban asentados en el extranjero, asumí que traían cosas nuevas. La Primavera, del
Aché Colectivo venía desde Cuba, mientras el Dr. Sativo se venía desde las Barcelonas. Nada había oído de ellos.

Dubvolution pasó, cada vez se conocen más y se nota que hay un genuino intento de ir mejorando. El cansancio de toda una semana me insinuó que nos fueramos antes de que el concierto siguiera, pero en lo que dudabamos, subió la Prima junto a K.O. Selectha y en menos de un minuto, como chispa, incendiaron todo el lugar. Con una mezcla de Hip-Hop, Dub y denuncia social todo cambió y de ser un concierto tranquilo aquelló fué una fiesta absoluta. Al poco tiempo estaba también Sativo arriba, todos hechos unos huracanes de fuerza y música. También se había venido la Sharon desde Tijuana con su saxo. De fiesta a catarsis colectiva y baile y todos brincando. Para cuando intenté comprar los dos discos me di cuenta que casi todo el dinero se me había transformado en cerveza y ya reposaba calientita en mi panza haciéndome volar ésa mi cabeza que estaba sudando fuego. No hay palabras, en serio no. Toda la gente prendida y muy buena vibra en todo el lugar. Aunque la música poco tenía que ver, sentí que aquello fué lo más cerca que pude haber estado del ambiente de un concierto de Manu. La goma me duró hasta el domingo, pero la euforia todavía me sigue. Finalmente, aquí está el link para quien quiera escuchar algunos sonidos del concierto y aquí otro mas.

3 comentarios:

Alfhem dijo...

Que bien expresas lo que sentis, de verdad...

Tambien comparto lo de Dubvolution...
y para el genero, si no es underground, en donde mas podria conservar su legitimidad?

Calixto dijo...

Antes que nada muchas gracias por el comentario alfhem.

Y si, el contexto puede ser tan importante como la música misma. Imaginemos al grupo tocando en La Hacienda de los Sánchez por ejemplo...

Gracias por visitar

Anónimo dijo...

Un saludo muy grande,
Ante todo mil gracias por considerarnos una banda underground, nuestro lema es "under para las masas" Apreciamos mucho tu opinión.

La Dubvolution